Londres. La inversión de los fondos soberanos en acciones a través de gestores externos de activos cayó en el último trimestre del año pasado, según los datos de la empresa de investigación eVestment este jueves.

Un total de US$4.850 millones fueron retirados de las estrategias de renta variable global supervisadas por gestores de fondos externos durante el trimestre, después de dos trimestres de ganancias.

En tanto, US$1.870 millones salieron de los mercados emergentes de renta variable, un movimiento particularmente llamativo dado que las plazas globales han seguido tocando máximos históricos.

Los fondos soberanos de inversión, que están entre los mayores inversores en acciones globales, poseen cerca de US$3 billones en acciones, incluidos los activos directos y los gestionados a través de terceros, y cerca de la mitad en renta fija, según las estimaciones de State Street Global Advisors.

Con la excepción del tercer trimestre, en el que se produjo un aumento de las inversiones en acciones gestionadas de forma pasiva en Estados Unidos y en activos de China continental y otros lugares, los fondos soberanos han estado retirando estas opciones de las estrategias de renta variable a un ritmo elevado desde 2018.

Los fondos soberanos de inversión, que están entre los mayores inversores en acciones globales, poseen cerca de US$3 billones en acciones, incluidos los activos directos y los gestionados a través de terceros, y cerca de la mitad en renta fija, según las estimaciones de State Street Global Advisors.

Las plazas de renta variable globales se dispararon en el último trimestre del año pasado, ayudadas por las esperanzas de progreso en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Ese repunte ha continuado hasta el año 2020.

Dentro de la renta fija, el panorama era menos claro. Mientras que US$727.400 millones fluyeron hacia estas opciones en Estados Unidos, US$3.540 millones salieron de las estrategias globales de renta fija, según mostraron los datos.