Washington. Las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos subieron inesperadamente la semana pasada, según datos oficiales conocidos este jueves, en un nuevo reflejo de la debilidad del mercado laboral en medio de una anémica recuperación económica.

Las solicitudes iniciales de subsidio de desempleo aumentaron en 19.000, a una tasa ajustada estacionalmente de 479.000 en la semana terminada el 31 de julio, dijo el Departamento de Trabajo.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que las solicitudes cayeran a 455.000 desde una cifra reportada originalmente de 457.000 la semana previa, que fue revisada a 460.000 en el informe de este jueves.

El promedio móvil de cuatro semanas de las solicitudes iniciales, que se ve como una mejor medida de las tendencias subyacentes del mercado laboral, subió en 5.250 a 458.500.