México tendrá oportunidades en el entorno internacional adverso si mantiene la estabilidad de los fundamentales económicos, afirmó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.

“Es un entorno complejo, pero también de oportunidades, siempre y cuando mantengamos disciplina macroeconómica, como se está proponiendo al Congreso de la Unión en el Paquete Económico 2016 y hagamos una instrumentación completa, exhaustiva de las reformas estructurales”, dijo.

Entrevistado luego de participar en la presentación y listado de las Fibras E, en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), dijo que “lo que estamos dando es un paso más en esa dirección”, y explicó que el monto de las inversiones que podrían realizarse a través de las Fibras E dependerá del propio mercado, es decir, del apetito de los inversionistas.

En un discurso ante representantes de los sectores público y privado, Videgaray advirtió que México enfrenta un entorno económico y financiero internacional volátil, el cual se caracteriza por la conjunción de varios fenómenos como un crecimiento económico global menor al esperado, probable alza de tasas de interés de la Reserva Federal de EU (Fed), y caída de los precios de las materias primas, lo que implica riesgos para las finanzas públicas.

Explicó que el paquete económico propuesto por el Ejecutivo federal al Congreso de la Unión para 2016, preserva el principio de mantener parámetros macroeconómicos realistas y conservadores, una reducción del déficit público, y por lo tanto, confirmar que el país cuenta con finanzas públicas sanas y sólidas.

Optimismo por México. Este es el mejor momento para diferenciar a México frente a otras economías emergentes, por las oportunidades que las reformas abren, tanto a los inversionistas como a los mexicanos, quienes son beneficiarios de dichos cambios.

Dijo que la Reforma Financiera, una de las que menos se habla en el país, pero de las más complejas, porque implicó cambios a 34 ordenamientos, incluso ya comenzó a generar resultados, porque gracias a ella ya hay más crédito y más barato en México.

“El crédito al sector privado, como porcentaje del PIB, que en 2012 era de 25%, hoy supera 30%; además, el crédito a las empresas está creciendo a tasas de dos dígitos y el hipotecario muestra un alza de nueve por ciento.”

Refirió que la segunda licitación de campos petroleros al sector privado tuvieron estándares de transparencia.