Acapulco. Ante el entorno de volatilidad en los mercados financieros internacionales, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, se comprometió con los banqueros del país a preservar la estabilidad macroeconómica y a “hacer equipo” para mantener la solidez del sistema financiero mexicano.

En su mensaje de clausura de la 79 Convención Bancaria, el encargado de las finanzas públicas resaltó que el país no escatimará en las medidas que sean necesarias para proteger y preservar la estabilidad económica.

“Un compromiso irrestricto para preservar la estabilidad económica que hoy prevalece, para que ustedes puedan seguir desarrollando la actividad bancaria y crediticia en el país. No habremos de escatimar las medidas para actuar con oportunidad en el ámbito de nuestra competencia, específicamente en materia de balance fiscal”, aseguró el titular de Hacienda.

Agregó que más que las consideraciones de coyuntura, lo que se está preservando es la calidad de la política fiscal mexicana, y “eso es lo que ustedes pueden esperar”.

“Vamos a seguir trabajando de manera coordinada con el Banco de México en la Comisión de Cambios, para que en plena consistencia con lo que expresó aquí el gobernador Agustín Carstens, tomar las medidas que sean necesarias cuando se presenten situaciones extraordinarias en el mercado que pudieran presentar una divergencia de los fundamentos macroeconómicos y que representen un riesgo para las expectativas inflacionarias”, reiteró.

Asimismo, se comprometió a tener un trabajo cercano con la banca mexicana para innovar, crecer y mantener la solidez del sistema.

“Es un hecho que una de las fortalezas importantes de la economía mexicana es la solidez de los bancos, y la tenemos que cuidar todos los días. Tenemos que cuidar el nivel de capitalización, la liquidez, es un tema extraordinariamente importante en el que tenemos que poner particular atención y en general la gestión de riesgos que ocurre en la banca mexicana”.

Videgaray destacó que a través del Comité de Estabilidad del Sistema Financiero, y en el ámbito de las competencias de las distintas áreas del ejecutivo que participan en esto, los banqueros pueden esperar una cercanía y claridad en la comunicación, pero sobre todo preservar la fortaleza de la banca.