Brasilia. El Gobierno federal de Brasil liberó otros 500 millones de reales (US$279,48 millones) para los estados de Alagoas y Pernambuco, en el noreste del país, afectados por fuertes lluvias que provocaron inundaciones y dejaron a miles de damnificados.

El Gobierno ya había anunciado el envío de 50 millones de reales para la región esta semana. En total, serán 550 millones de reales, 275 millones de reales para cada estado.

Un total de 29 personas perdieron la vida en Alagoas y 17 en Pernambuco, según agentes de la Defensa Civil de ambos estados.

La ayuda financiera para el socorro inmediato y la reconstrucción de las áreas afectadas fue anunciada tras una reunión entre el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y los gobernadores de ambos estados.

Sobrevuelo. El mandatario sobrevoló el área afectada este jueves para verificar los daños provocados por la fuerza del agua.

"En este momento sólo tenemos que cumplir con nuestra obligación como seres humanos, o sea, devolver al pueblo la seguridad de que serán tratados con decencia por los gobernantes estaduales, municipales y el Gobierno federal", declaró Lula a la prensa en Maceió, Alagoas.

La jefa de Gabinete, Erenice Guerra, señaló el Gobierno "rompió paradigmas" al volver disponibles los recursos.

"Existe realmente una burocracia para la liberación de recursos", confirmó la ministra, en referencia al rito administrativo necesario para el desembolso.

"Es por eso que en este caso hicimos una anticipación de esos 275 millones de reales para cada estado. Independientemente de cualquier condición, el dinero ya está disponible", aseguró.

Lula había dicho más temprano en Palmeiras, en el estado de Pernambuco, que no habría límites y que derrotaría a la burocracia.

Según la ministra, el jueves será firmada una medida provisoria que crea una línea de financiamiento de 1.000 millones de reales, probablemente operada por el Banco do Nordeste (BNB) con intereses subsidiados.

El financiamiento podrá ser usado por empresarios para la reconstrucción, capital de giro, compra de maquinaria y equipamiento.

El Ministerio de Salud también liberó alrededor de 27 millones de reales para Alagoas y 20 millones para Pernambuco para acciones de salud, como la restauración y equipamiento de unidades de salud.