Brasilia. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo este miércoles que su gobierno asegurará la estabilidad económica a través del control de la inflación y la disciplina fiscal antes de las elecciones generales de este año.

"No vamos a arriesgar la estabilidad económica, ésta tiene que ser mantenida", dijo Lula en un evento en Brasilia.

Brasil realizará elecciones generales en octubre, lo que ha llevado a algunos analistas a proyectar un fuerte gasto gubernamental y probablemente una política monetaria menos estricta.

Pero Lula dijo que su gobierno asegurará el control del presupuesto y de la inflación este año.

"El tema fiscal tiene que ser tomado con mucha seriedad y la inflación debe ser controlada", afirmó.

La semana pasada, el Banco Central mantuvo la tasa de interés referencial, Selic, en su mínimo nivel histórico de 8,75%, pese a crecientes presiones inflacionarias.

Se prevé que los precios a los consumidores subirán 5,1% en el 2010, según un sondeo semanal del Banco Central entre entidades financieras publicado el lunes, una cifra superior a la meta inflacionaria del gobierno de 4,5% anual.