Caracas. El presidente venezolano Nicolás Maduro instó este viernes al pueblo venezolano a "no rendirse" y seguir adelante, pese a dificultades como la guerra económica y otros actos desestabilizadores de la derecha local.

"No se rindan compatriotas, el socialismo es el camino del modelo bolivariano. Yo sé que el pueblo está dando pasos firmes", aseguró el mandatario durante la prueba de nivelación del servicio de tren en el estado Miranda (oeste).

Maduro pidió a los militantes socialistas que se sienten confundidos seguir adelante, al explicar que la derecha usa la "guerra psicológica" para generar un clima desestabilizador.

"Yo le digo a usted, la guerra económica es fundamentalmente una guerra psicológica que tiene como objetivo que el pueblo se confunda", apuntó el jefe de Estado venezolano.

Es tiempo para que los ciudadanos manifiesten su convicción por la lucha que lleva a cabo la "Revolución Bolivariana" para acabar con las acciones de la oposición local, subrayó.

De igual forma reiteró que seguirá adelante con todos los programas sociales para beneficiar al pueblo, a pesar de la estrepitosa caída de los precios del petróleo, que ronda por los 35 dólares por barril.

"¿Ustedes saben lo que es impulsar esta obra (construcción de metro-tren) con petróleo a 35 dólares? Es un acto heroico, y eso sólo se puede hacer en revolución", enfatizó.

El presidente cuestionó que el país, en un caso hipotético de estar presidida por representantes de la derecha, pueda marchar con "pasos firmes" en materia social.

"¿Ustedes se imaginan lo que pasaría si gobernaran los 'pelucones' (término usado para describir a la aristocracia conservadora)?", expresó Maduro al reafirmar su compromiso con la revolución, pese a las dificultades que se enfrentan en el país.