Tegucigalpa. La comisión tripartita encargada de negociar el salario mínimo correspondiente a 2011 será juramentada este lunes, con la expectativa de lograr un consenso y evitar que sea el Presidente de la república el que tenga que fijar el ajuste, tal como ocurrió este año.

La comisión que se encargará del proceso de negociación está integrada por representantes de las tres centrales obreras, de la empresa privada y del gobierno.

La representación obrera la integran Humberto Lara, por parte de la Central General de Trabajadores (CGT); José Luis Baquedano y Nora Roque, de la Confederación Unitaria de Trabajadores (CUTH); Hilario Espinoza y Roberto Sevilla, por la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH).

Es la misma comisión que participó este año en las negociaciones que se realizaron en forma atípica y que, a falta de un acuerdo con los empresarios, tuvo que ser el presidente Porfirio Lobo Sosa el que fijó el actual salario mínimo vigente.

En la zona urbana de Honduras el monto es de 5.665 lempiras (US$292), mientras en el área rural equivale a 4.166.65 lempiras (US$21.475) para empresas de entre 20 y 50 trabajadores.

El 24 de diciembre pasado el depuesto presidente Manuel Zelaya fijó el salario mínimo en 5.500 lempiras (US$284) para la zona urbana y 4.055 (US$209) para el sector rural, provocando el cierre de cientos de puestos de trabajo, ya que muchos empresarios se declararon insolventes para pagar dichas sumas.

La instalación de la comisión negociadora corresponde al secretario de Trabajo, Felícito Ávila, quien ha convocado a los sectores para ser juramentados este lunes. De acuerdo con la ley del salario mínimo, las partes deberán lograr un acuerdo a más tardar en abril del año siguiente.

Luis Baquedano, de la CUTH, confió en que estas negociaciones culminarán antes del 31 de enero ya que los empresarios no tienen argumentos para deslindarse de esta responsabilidad y dejársela al gobierno.