Brasil no tiene necesidad de aumentar las tasas de interés en 2013 porque la inflación está bajo control, dijo el ministro de Finanzas, Guido Mantega, al periódico Estado de S. Paulo en un reporte publicado este domingo.

Aunque el producto bruto interno del país crecerá a tasas anuales de 4% para fines de 2012, los precios para los consumidores estarán bajo control, dijo Mantega al periódico.

"No hay necesidad de un aumento en las tasas de interés", confirmó Mantega, citado por el diario en respuesta a una pregunta sobre el año que viene. "La inflación está bajo control", indicó.

De todos modos, un crecimiento más rápido no será suficiente para elevar el PIB total de 2012 más allá de 2%, indicó el ministro.

Un plan anunciado el 11 de septiembre reducirá los costos de electricidad como mucho hasta 28%. La maniobra rebajará como máximo 1% la inflación y disminuirá la presión sobre los precios causada por el rápido crecimiento, informó Estado, citando a Mantega.

El Gobierno también está presionando directamente a bancos, siderúrgicas y otras industrias para sostener las tasas de crédito y los precios bajo control, remarcó Mantega.

El ministro dijo que las tasas de crédito bancario y tarjetas de crédito estaban demasiado altas y que el Gobierno continuaría presionando a banqueros y expedidores de tarjetas de crédito para que bajaran sus cargas, informó el periódico.

Si las siderúrgicas brasileñas -que han recibido un aumento de tarifas para proteger sus productos de las importaciones- aumentan los precios, el Gobierno no dudará en recortar las cargas a la importación hasta cero.

Mantega dijo que no hay un precio base para la moneda brasileña, que está operando cerca de 2 reales por dólar. Sin embargo, el Gobierno, que sigue permitiendo que el real fluctúe contra la moneda estadounidense, favorece los niveles actuales de cambio o un real débil, según fue citado el ministro.

"El real es una de las pocas monedas que no se está volviendo fuerte" contra el dólar, fue citado Mantega. "No vamos a permitir que el real tome fuerza", aseveró.

Esfuerzos de Estados Unidos por reactivar su economía con la inyección de capital a través de un programa de compra de bonos conocido como "alivio cuantitativo 3" no llevarán a una apreciación del real, indicó el diario, citando a Mantega.