Brasilia. Las empresas brasileñas pueden ayudar a evitar la inflación y la necesidad de fuertes alzas en las tasas de interés al restringir las modificaciones a los márgenes de ganancias durante la actual recuperación económica, dijo el viernes el ministro de Hacienda del país, Guido Mantega, de acuerdo a Agência Estado.

En el marco de un evento de la industria del acero realizado en São Paulo, Mantega sugirió que las empresas podrían ayudar a la economía local y a sus propios fines al actuar con cierta moderación en su apuro por recuperar las ganancias que perdieron en la reciente recesión, pero reiteró además las amenazas respecto a que el gobierno podría reducir los impuestos a las importaciones para mantener bajos los precios.

"Si tenemos que estimular las importaciones de productos con alzas de precios infundadas, lo haremos", señaló Mantega. "Estamos evaluando con atención la situación para esclarecer si existen irregularidades". Pese a las expectativas de una sólida recuperación en 2010, Mantega dijo que las proyecciones de un crecimiento económico del 7% son "exageradas".

El ministro además aprovechó la oportunidad para descartar la influencia de un alto gasto del sector público como un elemento determinante de la inflación. Mantega proyectó que Brasil registrará este año un déficit fiscal nominal equivalente a alrededor del 1,5% del producto interno bruto.