Pekín. La manufactura china creció a su ritmo más lento en seis meses durante febrero, de acuerdo a un par de sondeos, debido a que la campaña de Pekín para controlar la inflación pesó sobre la actividad industrial.

Pero los altos precios de las materias primas complicaron la tarea de ajuste monetario, lo que empujó las mediciones de los precios de la producción industrial a máximos en tres meses tanto en el índice oficial chino de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) como en un sondeo separado de HSBC.

El PMI chino oficial cayó a 52,2 en febrero desde 52,9 en enero, dijo el martes la Federación China de Logística y Compra.

La lectura final de HSBC tocó un mínimo en siete meses de 51,7 en febrero desde 54,5 el mes anterior.