La producción manufacturera en Chile se contrajo un inesperado 7,5% en abril, en su peor desempeño interanual desde el 2010, debido a un marcado retroceso en la producción de vinos y a menos días laborales, lo que pondría una fuerte presión a la actividad doméstica del cuarto mes.

La cifra, difundida por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), anotó además bajas del 16,4% en su variación mensual y del 1,6% en su medición desestacionalizada.

De acuerdo al INE, la caída en las manufacturas fue sólo superada por la contracción del 14,2% de marzo del 2010, como consecuencia de un devastador terremoto y tsunami.

Un sondeo actualizado de Reuters había estimado una caída del 1,5% para la producción de manufacturas en abril.

"La actividad manufacturera de abril se situó muy por debajo de las previsiones (...) la relativamente escasa producción manufacturera y la actividad minera (caída) probablemente no serán compensadas por las ventas minoristas y ahora estamos proyectando un IMACEC (Indice de Actividad Económica) de -0,3% para abril", dijo un informe de 4CAST.

El INE explicó que en la fuerte caída de abril incidió la menor producción del 15,7% del rubro bebidas alcohólicas, debido a un retroceso en la producción de vinos y una acotada vendimia. A esto se sumó la detención programada de plantas de alimentos.

También afectó que abril contó con tres días laborales menos que en el mismo mes del año pasado.

Con el resultado mensual, las manufacturas acumularon una baja del 2,2% entre enero y abril, en una prolongación de la debilidad mostrada en 2016.