La presidenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, calificó como "un hecho histórico" la presentación de la reforma de la Carta Orgánica de la entidad ante el plenario de comisiones de Economía Nacional e Inversión y de Presupuesto y Hacienda del Senado.

"Es esencial el paso que estamos dando para recuperar plenamente la soberanía monetaria y cambiaria que quedará plasmada al sancionarse este proyecto de reforma", señaló Marcó del Pont durante su exposición.

La reunión en la que participa la titular del Banco Central comenzó pasadas las 13 en el Salón Azul del Palacio Legislativo.

Al finalizar el encuentro, se pasará a la firma el dictamen del proyecto que ya cuenta con media sanción de Diputados.

De acuerdo con lo acordado por los principales bloques parlamentarios, la reforma a la Carta Orgánica del BCRA será debatida en el recinto este jueves sobre tablas.

El proyecto consta de 24 artículos y apunta a que el Banco Central, además de ser una entidad cuya potestad es preservar el valor de la moneda, incorpore a sus tareas mantener la estabilidad financiera y apoyar el desarrollo económico con equidad social.

En el texto se faculta expresamente al Central a regular y orientar el crédito -recupera su rol histórico previo a la Ley de Convertibilidad- a través de las instituciones del sistema financiero, para promover la inversión productiva de largo plazo.

El proyecto aprobado en Diputados introdujo un cambio al original en el artículo 11 de la iniciativa que modifica el 20 de la Carta Orgánica de la entidad que le permite hacer adelantos transitorios al Gobierno nacional.

La modificación precisa que "con carácter excepcional y si la situación o las perspectivas de la economía nacional o internacional así lo justificara podrán otorgarse adelantos transitorios, por una suma adicional equivalente a, como máximo, el 10 por ciento de los recursos en efectivo que el gobierno nacional haya obtenido en los últimos 12 meses".

Esa facultad "excepcional podrá ejercerse durante un plazo máximo de 18 meses” al término del cual el Central “no podrá otorgar al Gobierno nacional adelantos que incrementen este último concepto".

Además, la norma establece adelantos transitorios al Tesoro Nacional del 12% sobre la base monetaria y del 10% -como máximo- de los recursos en efectivo que el Gobierno haya obtenido en los últimos 12 meses, entre otras cuestiones.