El repunte económico de la zona euro se está fortaleciendo pero todavía requiere estímulo, por lo que el Banco Central Europeo (BCE) no está listo para retirar el respaldo, dijo el lunes el presidente de la entidad financiera regional, Mario Draghi, ante el comité de asuntos económicos del Parlamento Europeo.

La inflación se estaría acelerando, pero sobre todo por el impacto del alza en los precios del petróleo y el BCE observará si ese efecto es temporal, dijo Draghi en una audiencia.

"El apoyo de nuestras medidas de política monetaria aún es necesario para que las tasas de inflación converjan hacia nuestro objetivo con suficiente confianza y de manera sostenida", dijo Draghi.

"Nuestra estrategia de política monetaria establece que no deberíamos reaccionar a datos individuales y aumentos de corto plazo en la inflación", agregó.

"Por lo tanto, seguimos observando los cambios en la inflación IPCA (Índice de Precios al Consumidor Armonizado) si creemos que no afectan de manera sostenida el panorama a mediano plazo de la estabilidad de precios", precisó Draghi.