Lima. El vicepresidente del Parlamento Andino, Alberto Adrianzén Merino, informó que 6.124 migrantes peruanos en Madrid han perdido su trabajo, según las últimas cifras de la Consejería de Educación y Empleo de la Comunidad de la capital española.

Detalló que los rubros de servicios, construcción e industria son donde más peruanos han dejado de laborar.

Adrianzén indicó que la crisis económica mundial que afecta a España ha ocasionado que sean los trabajadores de los países de la Comunidad Andina los más perjudicados, con un total de 30.890 despedidos: 14.729 ecuatorianos, 7.049 colombianos, 2.988 bolivianos y 6.124 peruanos.

Indicó que, en lo concerniente a los peruanos, es en el rubro de servicios -actividad enmarcada en la  hotelería, el comercio y la sanidad- el que tiene mayor incidencia de desempleo. En este rubro, 4.045 migrantes peruanos perdieron su empleo.

En el sector de construcción, 1.568 peruanos y, en el área industrial, 247 corrieron la misma suerte.

Manifestó que las cifras también indican que en Madrid en un año disminuyó en 4.345 el número de peruanos empadronados. Mientras que en 2010, figuraban 62.120 en el empadronamiento de extranjeros, la cifra disminuyó en el 2011 a 57.775.

De otro lado, Adrianzén planteó modificaciones a la Ley de Incentivos Migratorios para el Retorno, dirigida hacia los peruanos que quieran volver a realizar actividades empresariales o profesionales, para que se incliuya a los connacionales que no tienen estas características y que, por consecuencias de la crisis, necesitan volver.

Adrianzén refirió que en el Parlamento Andino-Perú se elaboró luego se presentó a la Comisión de Relaciones Exteriores del  Congreso el proyecto de Ley de Reinserción Social para el Retorno de Ciudadanos Peruanos Emigrados.

Ello, como parte de la estrategia nacional de inclusión democrática, desarrollo y superación de la pobreza y con la finalidad de facilitar la reinserción social de los connacionales retornados bajo los principios de igualdad, no discriminación, que imponen las obligaciones constitucionales e internacionales.

En ese sentido, pidió al Legislativo, dadas las circunstancias que viven nuestros migrantes y los resultados magros de la actual Ley de Retorno, aprobar con celeridad la nueva norma trabajada por su institución.