Nueva York. Miles de manifestantes marcharon el jueves por el distrito financiero de Nueva York en una protesta liderada por sindicatos, diciendo que los grandes bancos de Wall Street deben explicar sus ganancias mientras el estadounidense promedio aún sufre problemas financieros.

Liderados por el AFL-CIO, la marcha avanzó por el centro del distrito financiero de Manhattan con letreros con frases que decían "Wall Street sobregiró nuestra economía" y "Recupera a Estados Unidos, haz responsables a los bancos".

La marcha contó con varias organizaciones y sindicatos laborales molestos por la situación de la economía y el empleo.

Kurt Hallman, un electricista que marchaba en la manifestación, dijo que los grandes bancos "dejaron que todos aquí se hundieran hasta el fondo".

"Ellos dificultaron los préstamos. Ahora no hay dinero", afirmó. "Estos tipos se dieron a sí mismos miles de millones de dólares en bonos", agregó.

El Senado comenzó a debatir este jueves una modernización del sistema financiero de Estados Unidos, luego de que los republicanos amenazaron durante tres días con detener los procedimientos.

El respaldo a la campaña de los demócratas por reformar las normas de Wall Street recibió un impulso luego de una audiencia en el Senado esta semana, en la que ejecutivos del gigantesco banco de inversión Goldman Sachs enfrentaron preguntas sobre la ética de la compañía y el trato a sus clientes.

"Los grandes bancos hundieron nuestra economía y tomaron nuestro dinero cuando necesitaron de un rescate", dijo el presidente de AFL-CIO, Richard Trumka, en una columna publicada en el sitio web del Huffington Post.

"Lo definitivo es que Wall Street debería pagar para limpiar el desorden que provocó y el Congreso debería aplicar una dura reforma a Wall Street", agregó.

La semana pasada, el presidente Barack Obama pronunció un discurso en Nueva York en el que criticó a Wall Street por luchar contra una normativa más rigurosa y dijo que la legislación es necesaria para evitar futuras crisis.

"Estoy muy decepcionado de que Obama no haya sido más firme", dijo Tanya Gallo, una profesora en la manifestación. "Si hay un momento para estar enfadada, es ahora", agregó.

Un grupo de la manifestación que se definió a sí mismo como "El otro 98%" pidió políticas que se concentren en el "resto de nosotros" en lugar de los ricos.

"No estamos aquí para decir que se vayan los mercados", declaró Marco Ceglie, un cofundador del grupo. "Sólo para decir que necesitan de la supervisión de un adulto", agregó.