Este jueves, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, se refirió a la aprobación del proyecto de Reforma Tributaria en las Comisiones Económicas del Congreso, precisando que no afectará a la clase media del país.

Tras una jornada que calificó como maratónica, Santamaría se declaró ‘satisfecho’ con la aprobación, asegurando que “se cumplió la tarea y el trabajo propuesto”, por parte de las Comisiones Económicas. Ahora, el proyecto tendrá que pasar a consideración de las plenarias de la Cámara y el Senado.

“El Congreso le cumplió al país porque ésta es una iniciativa necesaria para asegurar recursos que nos permitan tener un protagonismo en materia económica y social en América Latina, así como para mantener un buen ritmo de inversión pública y programas sociales en expansión”, señaló el ministro en diálogo con Caracol Radio.

De acuerdo con Mauricio Cárdenas, la Reforma está orientada a que los más ricos paguen más, favoreciendo especialmente a la clase media que –aseguró– no se verá afectada.

“Esta Reforma tiene un carácter de progresividad, en la que la tributación estará en cabeza de quienes tiene más capacidad económica, sumado a una estrategia del Gobierno para fortalecer la inversión pública y promover la infraestructura, proyectos de vivienda y el dinamismo de la economía”, precisó Cárdenas.

La Reforma Tributaria revive impuestos como el de patrimonio (riqueza) que dejaba de existir este año y el cuatro por mil que desaparecía gradualmente en 2018.

Por otro lado, el impuesto a la riqueza indica que para las personas naturales la tarifa para los próximos cuatro años será de 1,5% como tope máximo para capitales entre 1.000 millones de pesos y mayores de 5.000 millones de pesos.

Riquezas entre 1.000 y 2.000 millones pagarán tarifa de 0,125 %; entre 2.000 y 3.000 millones de pesos 0,35%, de 3.000 a 5.000 millones de pesos 0,75% y más de 5.000 millones de pesos un 1,5%.

Para las personas jurídicas las tarifas máximas serán de 1,3% el próximo año, de 1% en 2016 de 0,75% en 2017 para desaparecer el siguiente año.

El Gobierno estima que la Reforma Tributaria le representará ingresos por unos $53 billones. Son $12,5 billones en 2015, cerca de $13 billones de pesos en 2016; alrededor de 13,5 billones en 2017 y por lo menos 14 billones en 2018.