Las mejores perspectivas para el crecimiento económico del Perú para el 2018 están sustentadas no solo en el gasto público, sino en la mejora de los términos de intercambio y la recuperación del optimismo de los inversores, aseguró el economista Kurt Burneo.

“Hay varios aspectos que justificarían crecer a tasas de alrededor el 4%, cuando menos en el 2018, y tiene que ver primero con la aplicación de los gastos de reconstrucción”, declaró Burneo al Diario Oficial El Peruano.

Según la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, se estima que se desembolsarán cerca de 20,000 millones de soles en los próximos tres años para edificar puentes, carreteras, escuelas, postas médicas, entre otras obras de infraestructura.

El Banco Central de Reserva (BCR) proyecta, en su último reporte de inflación, que la inversión pública pasará de crecer 0,6% en el 2016, a incrementase este año en 7% y 15% en el 2018.

Desempeño. Respecto a la inversión privada fija, esta retrocedió 5.7% en el 2016 y para este año el ente emisor proyecta que decrecerá 1.8% y en el 2018 se observará un desempeño positivo (5.3%).

“En la recuperación de la expectativa de los agentes económicos y de los inversores privados, la inversión pública tiene un rol fundamental”, subrayó Burneo.

Manifestó que hay una relación de funcionalidad entre la inversión pública y la privada, porque la primera, al construir carreteras y puentes, incorpora agentes productivos como los agricultores a los mercados nacional e internacional y, por lo tanto, pueden acceder a fuentes de financiamiento formales.

Mejores precios. Otro aspecto importante que contribuirá al crecimiento en el 2018 es la mejora de los términos de intercambio, señaló Burneo.

“La mejora de la capacidad de compra de nuestras exportaciones respeto a las importaciones [términos de intercambio] tiene un efecto impulsor sobre la inversión privada con un rezago de 12 meses”, comentó.

Burneo sostuvo que ese sería otro factor que explicaría el optimismo para el próximo año.