Washington.- Los 35 bancos más grandes de Estados Unidos destinarían más dinero a dividendos, recompras de acciones e inversiones de negocios, después de pasar la primera etapa de una prueba anual obligatoria de estrés, lo que demuestra que tienen suficiente capital para aguantar una recesión extrema.

Aunque los prestamistas sufrirían US$578.000 millones en pérdidas totales en el escenario más severo de la Reserva Federal hasta la fecha, su nivel de capital de alta calidad sería mayor que el umbral exigido por los reguladores, y por sobre los niveles que se consideran que llevaron de inmediato a la crisis de 2007-2009, dijo la Fed.

Los resultados del jueves son los primeros en un examen de dos partes para mostrar si los bancos cumplirían con los requisitos mínimos bajo la metodología de la Fed, usando materiales que entregaron. Algunos aún podrían mostrar fallas en la segunda prueba de la próxima semana, más dura, que incluye factores operacionales, como manejo del riesgo.

"Esta es la ciencia y la próxima semana es el arte", comentó Mike Alix, líder de servicios de riesgo financiero de PwC. "Este es el cálculo matemático que muestra que existen niveles robustos de capital para la mayoría de las firmas. La próxima semana será el juicio".

Las sucursales estadounidenses de seis bancos extranjeros, incluyendo a Deutsche Bank, Credit Suisse Group AG y UBS Group AG, también son sometidas a las pruebas y sus resultados fueron publicados por primera vez.

La Fed presentó las pruebas de estrés durante la crisis financiera para asegurar la fortaleza de la industria bancaria, cuya capacidad de otorgar préstamos es considerada como crucial para la salud de la economía.

Desde la primera prueba en 2009, los bancos han visto una reducción de las pérdidas, una mejoría de sus carteras de préstamos y un crecimiento de sus utilidades. Los bancos que pasan ahora por el examen también han fortalecido sus hojas de balance al añadir más de US$800.000 millones en capital de primera calidad, afirmó la Fed.

Las sucursales estadounidenses de seis bancos extranjeros, incluyendo a Deutsche Bank, Credit Suisse Group AG y UBS Group AG, también son sometidas a las pruebas y sus resultados fueron publicados por primera vez.

Deutsche Bank, cuyas operaciones estadounidenses han estado bajo un intenso escrutinio del regulador, también cumplió fácilmente todos los requisitos de capital mínimo, al igual que Credit Suisse y UBS, mostraron los resultados.

La segunda parte de las pruebas de estrés será divulgada el miércoles.