Singapur. La mayoría de los mercados bursátiles asiáticos revirtió este miércoles pérdidas tempranas y el euro se estabilizó por noticias de robustas exportaciones chinas, que contrarrestaron temores a que los problemas de deuda recorten la demanda de bienes provenientes de Asia.

Los números chinos también impulsaron lo que parecía ser un tentativo regreso del apetito por el riesgo en los mercados globales.

Fuentes adelantaron a Reuters que las exportaciones de China crecieron un 50% en mayo con respecto al mes anterior, bien por encima de las expectativas de un alza del 32%. Los datos oficiales se difundirán este jueves.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas revertía pérdidas y ganaba un 0,33%, mientras en Shanghái las acciones subieron un 2,78% y en Hong Kong el índice Hang Seng avanzó un 0,7%.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio se alejó de sus mínimos pero igual perdió 1% y terminó la sesión en su peor nivel en seis meses, con los inversores preguntándose si Europa podrá resolver sus problemas de déficit.

El euro se apreciaba ante el dólar, negociándose a US$1,1968  y borrando parte de sus pérdidas. Pero la moneda europea seguía cerca de mínimos de 4 años y analistas dijeron que su perspectiva seguía siendo preocupante.

Las bolsas asiáticas cayeron en las primeras operaciones por persistentes preocupaciones acerca de que los problemas de deuda en Europa podrían demorar e incluso frustrar la recuperación económica global.

Los mercados también estaban nerviosos por las contradictorias señales de las máximas autoridades de la Reserva Federal acerca de la dirección de las tasas de interés, resaltando una división dentro del banco central estadounidense mientras la economía del país muestra señales de fatiga.