Nueva York. La mayoría de los economistas de las principales instituciones financieras de Estados Unidos espera que la Reserva Federal mantenga la tasa de interés en niveles cercanos a cero hasta mediados del 2012, mientras que el banco central lucha contra el alto desempleo y la desaceleración económica, según una encuesta de Reuters.

De 19 de los 20 operadores primarios consultados -las grandes instituciones financieras que hacen negocios directamente con la Fed- que respondieron al sondeo, sólo cinco creen que la Fed subirá las tasas de interés desde el nivel actual de cero a un 0,25% en la primera mitad del 2012.

Seis de los 18 operadores opinaron que la Fed elevará las tasas de interés en el primer semestre del 2012 en una encuesta similar realizada el 3 de junio.

Ninguno de los 19 encuestados piensa que el banco central estadounidense elevará las tasas de interés en algún momento de este año.

La encuesta fue realizada el miércoles después de que la Fed, tal y como se esperaba, anunció que mantendría las tasas de interés en un nivel excepcionalmente bajo durante un "periodo prolongado".

Además, el banco central determinó, tras una reunión de política monetaria de dos días, realizar un recorte de las previsiones de crecimiento y reconoció un repunte inflacionario.

"Lo más importante fue la rebaja del pronóstico del 2012, que parece sugerir que hay más restricciones de larga duración sobre la economía que sugieren que la Fed mantendrá las tasas estables durante un largo periodo de tiempo", dijo Mike Moran, economista jefe de Daiwa Securities en Nueva York.

La Fed ha mantenido las tasas de interés en un nivel excepcionalmente bajo durante un "periodo prolongado" de tiempo desde que adoptara esta postura en su declaración sobre política monetaria de la reunión del 18 de marzo del 2009.

Aunque la Fed apuntó a que la inflación había subido, también dijo que esperaba que este incremento fuera transitorio.

"Ellos recortaron las estimaciones de crecimiento, quizás en un nivel mayor de lo esperado. Parece que se tomaron la molestia de sugerir que el incremento de la inflación será transitorio. Más que nada, esto confirma que la Fed está entrando en un patrón de mantención de la política", aseguró Jay Feldman, economista de Credit Suisse en Nueva York.