Lima. El impacto de las medidas económicas planteadas por el Gobierno se percibirá a partir del segundo semestre de este año y tenderán a impulsar un incremento permanente de las inversiones privadas en el país, señaló el Banco Central de Reserva (BCR).

El director del BCR, Gustavo Yamada, indicó que el impacto en el corto plazo dependerá mucho del esfuerzo fiscal y de acelerar las inversiones públicas o el gasto público.

"De esta manera, a partir del segundo semestre, si se implementan correctamente las medidas, debería registrarse una mayor velocidad de la inversión privada, pues se ha observado el estancamiento de muchos proyectos por la tramitología", manifestó.

Yamada añadió que el paquete de medidas continuará impulsando a la economía peruana en el mediano plazo.

"Estas iniciativas no responden sólo a la coyuntura, pues ayudarán a ser más competitiva a la economía peruana en el mediano plazo, por lo que debería impulsar un incremento permanente de las inversiones en el país", previó.

De otro lado, refirió que la actual inflación en el país responde a choques de oferta (alza de precios provenientes del exterior).

"En ese sentido, se espera que hacia inicios del segundo semestre de este año la inflación se modere hasta situarse dentro del rango meta del ente emisor (entre uno y tres por ciento)", anticipó.

"Veamos si para julio la inflación retorna al rango meta, pues dependerá mucho de la volatilidad del precio del pollo y otros productos, pero hacia fin de año cerramos dentro del rango meta del BCR de todas maneras", dijo.

El decano de economía y finanzas de la Universidad del Pacífico brindó estas declaraciones en el marco de la IX Conferencia Mundial de Empleo y Desarrollo, que reúne a investigadores de todo el mundo, teniendo como tema central "las habilidades necesarias para un mundo competitivo".

El evento es organizado por el Banco Mundial (BM), IZA, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Universidad del Pacífico.