Londres. Los consumidores de los 16 países que usan el euro mejoraron en agosto su confianza sobre las perspectivas de la economía y se mostraron menos temerosos de perder sus empleos.

El indicador de sentimiento económico subió en agosto a 101,8 desde 101,1, dijo este lunes la Comisión Europea. El dato estuvo en línea con las previsiones y supone el tercer mes consecutivo de subidas.

El indicador sugiere que la economía de la eurozona continuará creciendo en los meses venideros.

La medida principal de la confianza de los consumidores mejoró con fuerza hasta -11 desde -14. La semana pasada, la Comisión había estimado que mejoraría hasta -11,7, mientras que los economistas esperaban que se situara en -12.

La confianza de los consumidores cayó bruscamente en mayo, cuando comenzaron a pesar las implicaciones del rescate a Grecia, aunque mejoró en junio y aún más en julio.

El dato de confianza industrial se mantuvo sin cambios en -4, en línea con las expectativas, mientras que los datos para los sectores minorista y de la construcción fueron de -4 y -29, respectivamente.

La confianza del sector servicios subió a 7 desde 6.