Brasilia. El mercado financiero de Brasil subió de 7,06% a 7,12% su proyección de inflación para 2016, alejándose aún más del techo de la meta oficial, que es de 4,5 por ciento con dos puntos porcentuales de tolerancia, divulgó este lunes el Banco Central (BC).

La estimación está incluida en la encuesta Focus divulgada este lunes realizada por el BC de Brasil entre las principales instituciones financieras, según la cual la proyección inflacionaria se mantuvo estable en 5,5% para 2017.

En cuanto a la tasa básica de interés Selic, actualmente en 14,25%, la expectativa se mantuvo en 12,88% para finales de este año, y en 11,25% para finales de 2017.

El pronóstico de las instituciones financieras para el presente año en la contracción de la economía fue ajustado por segunda semana consecutiva con una reducción menor de la actividad, lo que reflejó una perspectiva menos pesimista entre los analistas.

La contracción estimada del Producto Interno Bruto (PIB) pasó de 3,81% a 3,71% para este año, mientras que para 2017 la estimación de crecimiento aumentó de 0,55% a 0,85%.

La semana pasada, datos oficiales indicaron que el PIB sufrió una caída de 0,3% en el primer trimestre con relación al trimestre anterior, contracción menor a la esperada.

Respecto a la proyección en el precio del dólar, subió de 3,65 a 3,68 reales a finales de 2016 y se mantuvo en 3,85 unidades para finales de 2017.

Por lo que toca a la balanza comercial, se estima un superávit de US$50.000 millones, tanto para este año como para el próximo.

A su vez, la expectativa de inversiones extranjeras directas se ubica en US$60.000 millones, tanto para el año presente como para 2017.