Sao Paulo. El mercado de Brasil elevó sus proyecciones para este año sobre la inflación y el crecimiento económico, reflejando el temor a que una fuerte expansión de la actividad genere presiones inflacionarias, mostró el lunes un sondeo del Banco Central entre instituciones financieras.

Los economistas prevén que el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) se ubicará en 5,50% en el 2010, ante 5,42% pronosticado la semana pasada, según el sondeo semanal Focus.

Las estimaciones de inflación sumaron así su decimosexta semana consecutiva de alzas.

El sondeo también mostró que el mercado prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil crecerá 6,26% este año, la octava alza consecutiva en el pronóstico semanal, comparado con el 6,06% estimado la semana anterior.

Las previsiones para la tasa de interés referencial, Selic, se mantuvieron en 11,75%. Para el 2011, en tanto, las estimaciones de inflación se mantuvieron en 4,8% por cuarta semana consecutiva.

El Banco Central tiene una meta de inflación de 4,5% para el 2010 y el 2011, con dos puntos porcentuales de tolerancia para arriba o para abajo.