Río de Janeiro. El mercado financiero de Brasil mantuvo su previsión de crecimiento de la economía en 1,55% para este año, según el Boletín Focus difundido este lunes por el Banco Central (BC).

De acuerdo con el reporte divulgado por el ente emisor tras entrevistar a un centenar de economistas del mercado financiero, la previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) es igual que la semana pasada y la primera vez en ocho semanas que no se reduce.

Tras superar la peor recesión económica de su historia registrada entre 2015 y 2016, Brasil creció un 1% el año pasado.

La previsión era que la economía brasileña se expandiera en un 3% este año, pero la recuperación más lenta de lo previsto ha hecho que los economistas redujeran prácticamente a la mitad la estimación inicial.

Para 2019, la previsión se redujo de 2,6% a 2,5%, la cuarta semana seguida de disminución, mientras que para 2020, los economistas proyectan que el PIB brasileño crezca un 2,5%.

Para 2019, la previsión se redujo de 2,6% a 2,5%, la cuarta semana seguida de disminución, mientras que para 2020, los economistas proyectan que el PIB brasileño crezca un 2,5%.

Respecto a la inflación, la proyección se elevó este lunes por séptima semana seguida, al pasar del 4% al 4,03%.

En 2019, a su vez, el pronóstico de inflación se mantuvo en el 4,1%, en ambos casos dentro de la meta del gobierno (4,5%), con un margen de error de 1,5 puntos hacia arriba y hacia abajo.

Los economistas mantuvieron la tasa básica de interés en el 6,5% para este año, el nivel actual y el más bajo de la historia de Brasil, aunque calculan que el año que viene subirá al 8%.

Por lo que toca a la tasa de cambio, se prevé que el real finalizará el año en 3,7 unidades por dólar, nivel superior a los 3,65 divulgado hace una semana, en tanto que para 2019 se mantuvo en 3,6 reales por divisa estadounidense.

En cuanto a la balanza comercial (exportaciones menos importaciones), la proyección aumentó de US$57.310 millones de superávit prevista el lunes pasado a US$58.280 millones en 2018, manteniéndose en US$49.700 millones para 2019.