Sao Paulo. El mercado de Brasil recortó su pronóstico para la inflación y la tasa de interés del país este año, luego de que el Banco Central subió los costos del crédito menos de lo esperado la semana pasada, según un sondeo semanal del Banco Central entre entidades financieras.

Los economistas pronosticaron que el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) se situará en 5,35% a fines de año, comparado con 5,42%  que estimaban hace una semana, de acuerdo al sondeo Focus divulgado el lunes.

Se trató de la tercera semana consecutiva en que los analistas reducen sus previsiones para la inflación.

Los economistas también rebajaron sus proyecciones para el nivel de la tasa de interés referencial, Selic, a fin de año a 11,75%, desde 12% que proyectaban hace un mes.

Los consejeros del Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central elevaron el miércoles la tasa Selic en 50 puntos base, a 10,75%.

La mayoría de los analistas esperaban un alza de 75 puntos base.

Para 2011, las estimaciones de inflación se situaron en 4,8% por décimo cuarta semana semana consecutiva. El Banco Central tiene una meta de inflación de 4,5% para 2010 y 2011, con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o abajo.

Los economistas esperan que la economía de Brasil crezca 7,2% este año, igual que en el sondeo Focus de la semana pasada. Se trataría de la mayor tasa de crecimiento en al menos 14 años.