Al tiempo que los precios mundiales del petróleo no levantan cabeza y que las amenazas de una recesión en Europa parecen ser cada vez más concretas, Ecopetrol —la estatal petrolera— está terminando de hacer las cuentas de los resultados correspondientes al tercer trimestre del año y que se darán a conocer este viernes. Entretanto, la acción de la compañía no da señales de superar los $3.000 y los analistas del mercado no esperan que las ganancias de la empresa repunten al terminar este año.

“No esperamos una tendencia positiva. La producción petrolera del país no ha sido la mejor y el precio del petróleo continúa a la baja (con US$80 por barril). Ese tipo de temas hacen que los resultados no sean muy buenos”, aseguró Alejandra Méndez, analista de la comisionista de bolsa Serfinco. Asimismo, explicó que el mercado local ya ha venido descontando estos factores.
En cuanto a la acción, señala Méndez, no se ven por ahora razones que puedan dispararla en lo que resta del último trimestre. Además, estima que en las metas de producción de la compañía no se observarán grandes recuperaciones.

Según cifras de Ecopetrol, durante el primer semestre de este año la producción promedio diaria fue de 750.000 barriles de crudo equivalentes y las reservas se totalizaron en 1.972 millones de barriles.

Ecopetrol ha estado enfrentada no sólo a la caída del crudo, sino a los atentados a la infraestructura petrolera nacional. Además, el mercado continúa manifestando que en contra de la petrolera están factores como una producción que no crece y la ausencia de descubrimientos relevantes.

Sin embargo, en una reciente presentación que Ecopetrol hizo a inversionistas, detalló que entre 2011 y 2014 se perforaron 98 pozos exploratorios, de los cuales 38 resultaron exitosos, y que existen nuevas áreas con alto potencial, como el Caguán y el Putumayo.

Y en medio de la caída de los precios y de la diversificación de mercados que ha venido haciendo Ecopetrol para exportar sus productos, el exministro de Minas y Energía Amylkar Acosta sostiene que es una buena estrategia de la estatal enfocarse en la cuenca Asia-Pacífico. “Allí Ecopetrol colocó el 35% de sus ventas aproximadamente el año pasado”.

Y adicionalmente a esto, el exministro señala en un documento de su autoría que las ganancias y los ingresos de Ecopetrol y de otras firmas petroleras que operan en el país se están viendo impactados por mayores costos de extracción y de transporte de crudo. “Por fuerza de estas circunstancias, Ecopetrol terminará girándoles menos dividendos a sus accionistas y la Nación es de lejos el mayor de ellos”.

“La subida en el precio del dólar no compensa aún. Además, la producción de Ecopetrol continúa por debajo debido a los atentados”, comentó un analista del mercado que pidió no ser citado. Asimismo, señaló que para la petrolera no se esperan ganancias sobresalientes para el tercer trimestre, debido a que las acciones terroristas contra la infraestructura petrolera han aumentado los gastos en reparaciones.

Frente a las ganancias esperadas por Ecopetrol para el trimestre en mención, el analista explicó que un sondeo hecho por la agencia Bloomberg en el mercado local mostró que estas serían en promedio de $3,1 billones, lo cual representaría ganancias de $75,9 por cada título que se negocie en la bolsa.

La acción de la petrolera, según cifras de Bloomberg, se ha movido durante el último año entre $2.835,00 y $4.545,49 y ha perdido durante ese período un 33,75% lo cual la tiene en niveles de $2.840, que no eran vistos desde 2012.