La Central de Valores Nacional (CVN) de Guatemala ya resguarda 20.000 millones de quetzales -unos US$2.570,7 millones- en títulos y emisiones, en su primer mes de operación.

De momento, los documentos custodiados son certibonos, letras del tesoro, eurobonos y registros electrónicos de acciones, explicó Martha Coronado, gerente de CVN, al periódico Prensa Libre.

Los actores del sistema bursátil dicen que la CVN significa un paso adelante para el desarrollo del mercado bursátil del país.

Según Rolando San Román, gerente general de la Bolsa de Valores Nacional, la CVN dará más certeza, agilidad, economías de escala e impactará positivamente en los agentes.

Los valores permanecerán inmovilizados en las bóvedas de la CVN, lo cual reducirá costos operativos y el riesgo en el traslado, agrega.

“La creación de la CVN permitirá la internacionalización de las emisiones locales, las que también se podrán colocar en otras bolsas”, manifestó por su lado Irving De la Cruz, presidente de la Gremial de Casas de Bolsa.

Cuando no existía la central, las negociaciones de valores con otros países se tramitaban mediante corredores extranjeros, pero ahora se puede hacer directamente en Guatemala.

Luis Lara, presidente de la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG), avaló la existencia de la CVN, ya que aumenta la transparencia de los procedimientos del mercado y negociaciones electrónicas.

“En el caso de que se desee hacer una operación con un título valor, lo ideal es que exista un tercero que se encargue de la operación, y esa es la función de una central de custodia”, dijo Lara a Prensa Libre.