Río de Janeiro. El crecimiento de la economía brasileña para este año deberá situarse alrededor del 1,54%, según una encuesta divulgada por el Banco Central, que entrevistó a economistas del mercado financiero.

Los especialistas valoraron que la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) para Brasil será inferior a la prevista este lunes de la semana previa, cuando la calcularon en 1,57%.

El Banco Central de Brasil divulgó este lunes el informe Focus, en el que semanalmente se recogen los cálculos del crecimiento de la economía brasileña formulados por un centenar de economistas del mercado privado.

El informe también calculó que para 2013 Brasil verá un crecimiento del PIB del 4%, el mismo que fue previsto la semana pasada.  

Las previsiones de mercado suelen estar en concordancia con las de los economistas del Banco Central, el cual redujo el mes pasado su proyección de crecimiento del PIB desde 2,5% calculado en junio hasta 1,6%.

La cifra también es inferior a la previsión del Ministerio de Hacienda, que ronda el 2,0%.  

Por su parte, los economistas previeron un incremento en la inflación para el presente año, pues pasó del 5,42% del lunes de la semana previa al 5,43% de este lunes.

Este aumento señaló la decimocuarta semana consecutiva en que se eleva la previsión para el índice de precios.  

Sin embargo, el cálculo de la inflación para 2013 fue reducida de 5,44% hasta 5,42%.

En ambos casos la inflación se ubicaría dentro de la meta del gobierno brasileño, que espera cerrar este año y el próximo con una variación en el índice de precios del 4,5%, aunque con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales.

Este margen permitiría que la tasa pudiera llegar hasta el 6,5%.

Por su parte, el Banco Central pronosticó que la inflación para este año se ubicará en  5,2% y en 2013 en 4,9%.

Asimismo, los bancos consultados mantuvieron en US$18.000 millones su previsión para el superávit comercial este año y bajaron la proyección del saldo de la balanza comercial en 2013 de US$14.570 millones hasta US$14.480 millones.

Por otra parte, la proyección para la inversión extranjera directa este año fue elevada desde US$58.800 millones hasta US$59.680 millones, y para el próximo año se mantuvo US$60.000 millones.