Madrid. El atribulado mercado laboral español continuó mostrando signos de mejora en julio, debido a que el importante sector turístico añadió empleo durante la temporada de vacaciones veraniegas.

En un comunicado, el ministerio de Trabajo dijo este martes que el desempleo registrado cayó en julio 1,9% respecto a junio, bajando en 73.790 personas hasta 3,9 millones. Se trata del cuarto mes consecutivo de caídas.

El desempleo registrado subió en julio 10% interanual.

En términos ajustados, el paro registrado se redujo en 37.910 personas en julio respecto a junio, lo que apunta a una mejora generalizada del empleo al ganar impulso la recuperación económica. El desempleo se redujo 1,9% en el sector servicios, que incluye al turismo, en 2,2% en la construcción y en 2,6% en la industria.

El ministerio no ofrece una tasa de desempleo, pero los datos de Eurostat mostraron la semana pasada que el paro se situó en junio en 20%, el doble que 10% de media de la eurozona.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo recientemente que el Producto Interior Bruto se aceleró en el segundo trimestre. El PIB de España retornó al crecimiento intertrimestral en el primer trimestre con una ligera subida de 0,1%, tras seis trimestres consecutivos de contracción.

España está luchando contra el derrumbe del sector inmobiliario, tras un boom que se prolongó una década.

Giada Giani, economista de Citigroup, dijo que la economía y el mercado laboral se enfrentan a un viento en contra en el segundo semestre por el recorte del gasto del Gobierno para contener el elevado déficit público.

"Creemos que la cancelación de una considerable (cantidad de) obra pública debido a la consolidación fiscal y a la reestructuración del sector bancario van a ejercer nuevas presiones sobre el mercado laboral en los próximos meses", dijo Giani.