El mercado mantuvo este lunes su proyección para el crecimiento de la economía brasileña este año en un 1,90%, mientras que subió su previsión de inflación a 4,98% desde el anterior 4,92%, de acuerdo con el sondeo semanal Focus del Banco Central divulgado este lunes.

Después de que el banco dijera en su última reunión de política monetaria -en la que bajó la tasa de referencia a un mínimo histórico del 8%- que nuevos recortes en el tipo debería ser aplicados "cuidadosamente", los analistas también dejaron sin cambios su pronóstico para la Selic.

El mercado espera que la tasa termine el 2012 en un 7,5%.