Lima, Andina. La primeras señales del gobierno peruano en materia de estabilidad de las inversiones y una correcta orientación de la política macroeconómica permiten proyectar que la economía peruana crecería entre 6,5% y 7% este año, estimó la empresa gestora de fondos BlackRock.

El director regional para América Latina y la Iberia de BlackRock, Daniel Gamba, anotó que si bien la actividad económica del país no registrará un avance similar a la del 2010, definitivamente continuará en expansión.

“Hay tres fuentes importantes que consolidan el crecimiento del país. Uno es el desarrollo del consumo. Alrededor de tres millones de personas salieron de pobreza extrema, eso incrementa la producción y la economía”, manifestó en declaraciones al diario El Peruano.

Lo segundo es el boom de los commoditties, que continuará especialmente en Asia; y el tercer elemento son las inversiones privadas y públicas que continúan ejecutándose.

Recordó que las dudas en torno al manejo económico del país por el actual Gobierno se disiparon y la confianza de los inversionistas retorna paulatinamente porque se continúan escuchando noticias sobre nuevas inversiones en el país.

“El gabinete y el mensaje son señales muy positivas y esperamos que no se efectuarán cambios de rumbo en torno a la política económica”, refirió Gamba.

De otro lado, comentó que el grado de inversión que ostenta el Perú genera gran expectativa por los inversionistas, quienes ya buscan la forma de desarrollar sus negocios en nuestro país.

“Se observa mucho interés al respecto. Ya se crearon fondos de inversión tanto de carácter público como privado, hay fondos de infraestructura que quieren llegar al país, es decir, un boom de inversiones pronto a estallar”, anotó.