Hong Kong. El dólar estaba a la defensiva y las acciones japonesas retrocedieron este viernes luego de que cifras de desempleo en Estados Unidos reforzaron los temores de que los datos de nóminas de empleo que se reportarán más tarde darán una imagen sombría de la recuperación estadounidense.

En los mercados de materias primas, los futuros del trigo estadounidense se dispararon más de un 6%, lo que lleva sus ganancias semanales a cerca de un 25%, debido a que la decisión de Rusia de detener temporalmente las exportaciones de granos desató un frenesí de compra.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio recortó pérdidas tempranas para cerrar con una caída de 0,1% debido a que los operadores cerraron posiciones antes del fin de semana y del reporte de datos laborales.

Pero el referencial cerró la semana con una leve ganancia, apoyado por sólidas ganancias de compañías como Toyota Corp.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas dejó atrás una debilidad inicial y subía un 0,34%, encaminado a cerrar la semana con una ganancia de poco más de un 2%.

"Las crecientes preocupaciones sobre las condiciones de empleo en Estados Unidos están manteniendo a los inversores al margen a la espera de los datos de empleo, además de los temores sobre el gasto de los consumidores en Estados Unidos", dijo Fumiyuki Nakanishi, gerente de SMBC Friend Securities.

Reporte. De acuerdo a un sondeo de Reuters, el Departamento del Trabajo reportaría (a las 1230 hora GMT) que las nóminas de empleos no agrícolas perdieron 65.000 puestos en junio tras un declive de 125.000 en junio, debido a que los trabajadores temporales contratados para realizar el censo que se efectúa cada 10 años dejaron de prestar servicios.

Las nóminas de empleos del sector privado sumarían de manera modesta 90.000 puestos y la tasa de desempleo subiría a un 9,6% desde el 9,5% en junio.

El índice dólar se mantenía en 80,81, retrocediendo levemente desde las últimas operaciones en Estados Unidos y cerca de su mínimo del martes a 80,469, su menor nivel desde mediados de abril.

Contra la divisa japonesa, el dólar se negociaba a 86,13 yenes, todavía cerca del mínimo que tocó en noviembre a 84,82 yenes y que de quebrarlo lo llevaría a un mínimo en 15 años.

Las ganancias adicionales del yen podrían aumentar los rumores de una intervención sobre la divisa por parte de las autoridades japonesas, aunque la mayoría de los operadores creen que es poco probable que Tokio haga algo por el momento.

El oro subía un 0,2%, a 1.197 dólares la onza, e iba encaminado a su mayor ganancia semanal desde fines de junio, en momentos en que el dólar sigue cerca de mínimos en varias semanas.

Los futuros del petróleo ganaban 30 centavos, a US$82,30 el barril.

Pero la historia principal de la jornada en el sector de materias primas es el trigo.

Los futuros del trigo a un mes en la bolsa de Chicago casi han duplicado su valor desde el 9 de junio, debido a que la peor sequía en la historia de Rusia -el tercer exportador más grande del grano- destruyó las cosechas.