México DF. Los mercados mexicanos seguirían desafiando la semana próxima sus mejores niveles del año y marcarían nuevos máximos, luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos confirmó su programa de recompra masiva de bonos del Tesoro, asegurando una nueva ola de dinero barato.

La decisión de la FED de comprar $600 mil millones (US$49.150 millones) de deuda del gobierno, en un nuevo capítulo del llamado alivio cuantitativo, recibió una calurosa bienvenida en los mercados financieros locales, que lo celebraron con una visible alza en el precio de los activos.

"Va a seguir la misma tónica, el mercado inundado de liquidez a un costo muy bajo, casi cero", dijo Alejandro Martínez, estratega de deuda y moneda de HSBC.

A diferencia de otras economías, que empiezan a sentir efectos nocivos de la torrencial lluvia de dólares, México dejó en claro que recibirá de buena gana estos flujos, sin considerar la posibilidad de aplicar medidas para controlar los capitales.

"Obviamente, vamos a tener momentos de toma de utilidades (...) pero creo que la tendencia va hacia ese sentido", agregó Martínez.

Tras la reunión monetaria de la FED y la publicación de la cifra mensual de empleo, Estados Unidos no será fuente de datos de suma relevancia, aunque las cifras de la balanza comercial de septiembre y el índice de confianza de la Universidad de Michigan en noviembre podrían captar la atención.

En México, los datos económicos clave serán el índice de precios al consumidor de octubre y la cifra de producción industrial de septiembre.