Ciudad de México. A partir del 1 de enero del 2011 México tendrá un nuevo sueldo mínimo, ello tras el acuerdo alcanzado en la comisión nacional de los salarios mínimo que fijo un incremento de 4,1%, cifra que implica un alza no superior a 60 pesos (US$5).

Por la zona A, que incluye al Distrito Federal y área metropolitana, Baja California y Baja California Sur, las ciudades de Acapulco, Ciudad Juárez, Nogales, Matamoros y Coatzacoalcos, entre otras, el salario mínimo será de 59.80 pesos diarios (US$4,8).

Mientras que en la zona B, que considera a Guadalajara, Monterrey, Hermosillo, Tampico y Poza Rica de Hidalgo, el sueldo se fijo en 58,10 pesos (US$4,7).

Y finalmente en la zona C, constituida por Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas; además de algunos municipios de Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas y Veracruz, los trabajadores recibirán 56,75 pesos diarios (US$4,5).

En la discusión se estableció también que los empleadores deben “realizar su máximo esfuerzo para modernizar la planta productiva y fomentar la capacitación de los trabajadores” para crear condiciones reales para fortalecer los salarios, informó la Secretaría del Trabajo.

Según el diario www.milenio.com, el Consejo de Representantes advirtió que la creación de nuevas fuentes de trabajo debe ser un tema prioritario, igual que lograr una baja inflación, alcanzar políticas fiscales ordenadas y demás objetivos macroeconómicos.

En ese sentido, el secretario del Trabajo, Javier Lozano, dijo a través de su cuenta en twitter que “la importancia relativa del salario mínimo en la economía es la gran cantidad de obligaciones indexadas a un número de salarios mínimos”, toda vez que 45,2% de las leyes toman como base al salario mínimo vigente para el pago de obligaciones.

Además, sólo 2,9% de los trabajadores que cotizan en el IMSS reciben un salario mínimo.

En cuanto a la lista de profesiones, oficios y trabajos especiales a los que se les fija un salario mínimo, se acordó suprimir el trabajo especial de recepcionista en general.

Para los albañiles se fijó el salario mínimo de 87,20 pesos (US$7), 4 pesos (US$0,4) más con respecto a 2010; para cocineros, pasó de 84,97 (US$6,8) a 88,45 pesos (US$7,1); para los costureros el incremento fue de 3 pesos (US$0,24), por lo que quedó en 77,20 pesos (US$6,21).