Ciudad de México. El Gobierno de México lamentó la decisión de Estados Unidos de no excluir a México de las medidas emitidas este lunes contra las importaciones de lavadoras domésticas y paneles solares, y usará todos los recursos legales para que ese país cumpla sus obligaciones internacionales, indicó la Secretaría de Economía.

"Es lamentable la inclusión de México en la aplicación de salvaguardas a la importación de lavadoras domésticas a EE.UU., ya que la propia Comisión de Comercio Internacional de dicho país concluyó que no existen perjuicios para la industria estadounidense como consecuencia de las importaciones de lavadoras mexicanas", sostuvo la institución en un boletín.

Adicionalmente, apuntó, la propia industria estadounidense manifestó que el daño por importaciones no está relacionado con productos mexicanos.

Por otro lado, las importaciones de paneles solares que EE.UU. realiza de México favorecen el desarrollo y el fomento de la utilización de energías renovables, lo que contribuye a reducir el consumo de energéticos fósiles, señaló el texto oficial.

"México utilizará todos los recursos legales para que EE.UU. cumpla con sus obligaciones internacionales, respecto de la compensación prevista en el artículo 802.6 del TLCAN", puntualizó el comunicado.

"México utilizará todos los recursos legales para que EE.UU. cumpla con sus obligaciones internacionales, en particular respecto de la compensación prevista en el artículo 802.6 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)", puntualizó.

La institución indicó que, de acuerdo con la agencia estadounidense de estadísticas (Census Bureau), Estados Unidos importó de México US$278 millones en lavadoras domésticas y US$1.127 millones en paneles solares en 2016.

Este lunes, el presidente estadounidense, Donald Trump, aprobó imponer un arancel de 30% a las placas y celdas solares que sean importadas por su país durante el próximo año, que en su mayoría provienen de Asia, a excepción de celdas de menos de 2,5 kilovatios de potencia.

Además, la medida incluye un arancel de 25% para el segundo año, de 20% para el tercero y de 15% para el cuarto.

Por otro lado, Trump también aprobó un arancel de 20% sobre las importaciones de grandes lavadoras residenciales, que irá decreciendo 2 % anualmente durante los próximos tres años.