México ascendió cuatro posiciones en el Reporte Doing Business del Banco Mundial con relación al publicado en el 2013, y se ubica en el lugar número 39 de los 189 países considerados en dicho Reporte, el cual mide la facilidad para hacer negocios.

En un comunicado, la secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), informó que el ascenso de México se debe en gran parte a las Reformas Estructurales emprendidas por el gobierno federal y aprobadas por el congreso de la Unión.

La secretaría precisó que el reporte ha mejorado su metodología, permitiendo un reflejo más apegado a la realidad del clima de negocios en cada país.

En consecuencia, esta edición revisa su línea de base, reconociendo que la posición relativa de México a nivel mundial en cuanto a la facilidad de hacer negocios ha sido, en general, más favorable en los últimos años que la señalada en ediciones previas del Doing Business a partir de la metodología anterior.

A nivel de indicador, México obtuvo los siguientes resultados: Obtención de crédito (12); Resolución de insolvencia (27); Comercio transfronterizo (44); Cumplimiento de contratos (57); Protección a inversionistas (62); Apertura de empresas (67); Pago de impuestos (105); Permisos de construcción (108); Registro de propiedad (110), y Obtención de electricidad (116).

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, indicó que “la mejor posición relativa de México es, en parte, reflejo de las perspectivas favorables de desarrollo económico en el país".

En el marco internacional, México se ubica por arriba de los países BRIC: Rusia (62), China (90), Brasil (120) e India (142). A su vez, entre los países de Latinoamérica y el Caribe, México es la tercera economía mejor clasificada, solo por detrás de Colombia (posición 34) y Perú (35); adicionalmente se ubicó por encima de otras economías como Chile (41), Indonesia (114) y Argentina (124).

La economía número uno en el ranking fue Singapur, seguida de Nueva Zelanda y Hong Kong.

En tanto, el reporte Doing Business, publicado por el Banco Mundial, es un ejercicio que busca medir la facilidad para hacer negocios en 189 países en base a 10 indicadores que consideran diversas normativas, trámites y costos, en los ámbitos federal y local, que impactan en el ambiente de negocios, específicamente en pequeñas y medianas empresas, produciendo diversos rankings entre dichos países.

Esta publicación se encuentra en un proceso de cambio gradual, habiéndose incorporado las primeras modificaciones en la presente edición. La nueva medición busca reflejar la realidad en el ambiente de negocios de los países introduciendo elementos como:

- La inclusión de una segunda ciudad para medición en países con más de 100 millones de habitantes, como México.

- Expansión en la medición de tres indicadores: Obtención de Crédito, Protección de Inversionistas Minoritarios y Resolución de la Insolvencia.

- La modificación del ranking “Facilidad para hacer negocios”, pasando de un cálculo ordinal al cardinal que mide la “distancia a la frontera” de mejores prácticas en diversas categorías.

Cabe destacar que debido a estos cambios metodológicos, la posición del año anterior fue recalculada para los 189 países evaluados, a fin de hacerla comparable con los resultados del presente año. En el caso de México, este cambio conllevó un reposicionamiento positivo relativo a otros países, lo que implica que la posición comparativa de México a nivel mundial en lo que respecta al clima de negocios es más favorable que la publicada en ediciones anteriores, una vez que se utiliza una metodología más comprensiva.

Asimismo, las Reformas Estructurales emprendidas en México, así como la incorporación de Monterrey a la medición, como segunda ciudad adicional a la Ciudad de México, contribuyeron a una mejora de nuestro país en 4 posiciones adicionales respecto a la edición del 2014.

 

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, indicó que “la mejor posición relativa de México es, en parte, reflejo de las perspectivas favorables de desarrollo económico en el país que se han alcanzado gracias a la agenda de Reformas Estructurales. La solidez de las finanzas públicas y el profundo cambio estructural realizado en México son elementos que nos distinguen en el contexto internacional”.

Por su parte, el Secretario de Economía Ildefonso Guajardo Villarreal, recalcó que “el mejor posicionamiento de México en el índice es resultado del trabajo implementado por las distintas dependencias involucradas para hacer más fáciles las regulaciones principalmente a las pequeñas y medianas empresas, mejorando el ambiente de negocios en nuestro país.

5083

Asimismo, advirtió que “si bien tenemos grandes retos por atender como país en el Gobierno seguiremos trabajando en este sentido para que México sea cada vez más atractivo para invertir”.

Al respecto, Augusto López-Claros, Director del Grupo de Indicadores Globales, Economía del Desarrollo, del Grupo Banco Mundial, comentó que: “En los últimos años las reformas adoptadas por México han fortalecido sus instituciones legales y mejorado la eficiencia de sus procesos regulatorios.” Añadió que “La creación de un ambiente más favorable para los negocios contribuirá a un mayor crecimiento económico”.