México DF. Un total de 5,8 millones de mexicanos cayeron a la pobreza como consecuencia de la crisis financiera global, según admitió el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.

Acompañado por el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, el funcionario lamentó el incremento de personas en situación de carestía, pero aseguró que la cifra sería mayor si no se hubiesen aplicados medidas contracíclicas.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) estimó el año pasado que entre 2006 y 2008 el porcentaje de personas en situación de pobreza alimentaria aumentó desde 13,8% a 18,2%, al pasar desde 14,4 a 19,5 millones.

"En la última medición que se tiene del Coneval, en la crisis del año pasado, se tenía una medición parcial de tres cuartas partes de la crisis, con un incremento de 5 millones 800 mil, es decir, casi 6 de millones de mexicanos habían caído en condiciones de pobreza”, aseguró.

Sin embargo, el funcionario aseguró que las medidas adoptadas por el gobierno de Felipe Calderón evitaron que el incremento fuera mayor. Al respecto, recordó que en la crisis de 1995, 15 millones de mexicanos cayeron a situación de pobreza.

"En la crisis pasada, la pobreza se incrementó, pero fue la mitad de la pobreza que creció en 1995", expresó el titular de Hacienda, citado por El Universal de México.

El Banco Mundial proyecta que 60 millones de habitantes en el mundo se fueron a la pobreza como consecuencia de la crisis financiera global, de los cuales 10 millones se encuentran en América Latina, afirmó Zoellick.

El funcionario del Banco Mundial también destacó el funcionamiento de las políticas implementadas por gobierno mexicano para generar empleo, brindar apoyos para el futuro y generar educación técnica de calidad.