El Gobierno mexicano bajó este viernes por segunda vez su pronóstico de crecimiento económico para 2014, afectado por la caída de la producción petrolera, un impacto que espera revertir con la implementación de las reformas estructurales en 2015.

La Secretaría de Hacienda estimó un aumento del producto interno bruto (PIB) del 3,9 % en el presupuesto de este año, pero en mayo pasado bajó su pronóstico hasta el 2,7 % después de que un invierno atípico en EE.UU. diera al traste con la recuperación prevista para el primer semestre.

Después de que el instituto de estadísticas divulgara que el PIB mexicano creció un 1,9 % en los nueve primeros meses de este año respecto al mismo periodo de 2013, Hacienda volvió a ajustar sus expectativas, esta vez a un rango de 2,1 y 2,6 %.

El rango supone un cambio en la metodología utilizada hasta ahora por las autoridades mexicanas, que siguen así la práctica de otras instituciones como la Reserva Federal de EE.UU. o los bancos centrales de Reino Unido, Suecia, Perú o incluso México para dar pronósticos.

La Secretaría de Hacienda explicó que a partir de ahora dará un intervalo al informar al público sobre la evolución económica del país, pero mantendrá una estimación puntal para calcular el presupuesto.

El rango expresa mejor cómo evolucionan los indicadores económicos y al mismo tiempo su volatilidad, indicó el subsecretario Fernando Aportela.

Más allá de la metodología, la economía mexicana sigue sin crecer a las tasas prometidas por el presidente Enrique Peña Nieto, quien considera que el país tiene el potencial para registrar un incremento del PIB vigoroso.

"No estamos satisfechos con la cifra de crecimiento económico", pero en la medida en que se vayan implementando las reformas estructurales aprobadas durante los primeros 20 meses de la actual Administración, habrá un "mayor dinamismo", confió el subsecretario.

La Secretaría de Hacienda también anunció una reducción de su expectativa de aumento del PIB para 2015 del 3,7 % a un intervalo del 3,2 y 4,2 %.

Sobre el aumento del PIB en 2,2 % durante el periodo julio-septiembre en comparación con el mismo trimestre de 2013, Aportela dijo estar en línea con las expectativas de Hacienda, dado el impacto de una menor producción petrolera.

La producción petrolera se situó en 2,38 millones de barriles diarios, una cifra significativamente menor a los 2,52 millones de barriles proyectados en el presupuesto para este año.

El subsecretario destacó que la menor actividad petrolera supone un impacto negativo de 0,4 puntos porcentuales en el PIB en términos anuales.

Con todo, dijo que para el cierre del año hay perspectivas de crecimiento económico bastante sólidas y balanceadas, tanto por factores externos como internos.

"Se espera que EE.UU. continúe creciendo"; las estimaciones actuales sitúan el aumento del PIB en el 2,7 % para el cuarto trimestre del año, y se espera una tasa de producción industrial de 3,8 %, que deberá reflejarse en un "mayor dinamismo" de las exportaciones mexicanas, apuntó.

En octubre las exportaciones del sector automotriz aumentaron un 15,8 %, señaló Aportela, quien también citó cifras históricas de creación de empleo (4,2 %), un "robusto" crecimiento de la construcción y el aumento del consumo interno para asegurar que hay "una aceleración balanceada de la economía".

Además, para el 2015 deberá sentirse más el impacto de las reformas estructurales, indicó el subsecretario, quien dijo que las estimaciones oficiales coinciden con las de los analistas privados y organismos internacionales.

El Banco de México ajustó el miércoles a la baja su previsión de crecimiento para 2014 al pasarlo de un rango de 2 y 2,8 % a uno de 2 y 2,5 %.

El pronóstico para 2015 pasó de un intervalo de 3,2 a 4,2 % a uno de 3 a 4 %, mientras que para 2016 espera un aumento del PIB de entre 3,2 y 4,2 %.

El banco central advirtió esta semana que las protestas por la desaparición y presunto asesinato de 43 estudiantes a manos de policías y criminales podrían deteriorar los niveles de confianza y, por tanto, tener un "efecto adverso sobre la inversión".