El gobierno de México redujo su previsión de crecimiento económico para este año debido a la incertidumbre por las políticas que pueda adoptar el nuevo gobierno de Estados Unidos.

La secretaría de Hacienda México prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá entre un 1,3% y un 2,3% en 2017, lo que se compara con un pronóstico anterior de un 2% y 3%, según los precriterios de política económica que presentó el viernes al Congreso.

"Aunque la debilidad en el crecimiento mundial comienza a disiparse, la incertidumbre sobre la dirección de las políticas del nuevo gobierno de Estados Unidos plantea riesgos a la baja para la economía mexicana", dijo Hacienda.

"En este marco, México muestra resistencia y resultados positivos en términos de producción, consumo, empleo e inversión", destacó.

Hacienda dijo que utiliza una estimación de crecimiento del PIB en la parte baja del rango estimado, del 1,5%, para realizar algunos cálculos puntuales.

Para 2018, según las proyecciones, la segunda economía de América Latina aceleraría el paso debido a una menor incertidumbre, con un crecimiento de entre un 2% y un 3%, que, sin embargo, es menor a la previsión anterior de entre un 2,5% y un 3,5%.

Hacienda proyecta un déficit fiscal de un 2,4% del PIB este año y del 2% para 2018. Además, dijo que anticipa para el año próximo un recorte moderado del gasto respecto del 2017 de un 0.2% del PIB.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, busca entre otras cosas revisar un tratado comercial clave con México, que envía cerca del 80% de sus exportaciones al mercado estadounidense.