México D.F. La cartera de créditos de los bancos mexicanos repuntó en julio, encabezados por los préstamos al sector público y las hipotecas, en tanto la oferta y demanda de crédito continuó la recuperación luego de la profunda recesión del año pasado, según un informe del gobierno.

El balance total de préstamos aumentó a 2,025 billones de pesos (US$156.800 millones) a finales de este mes, un aumento de 9,4% frente a hace un año y de 0,9% desde finales de junio, según cifras preliminares publicadas este lunes por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, o CNBV.

Empresas y consumidores están demandado más créditos a medida que la economía de un repunte encabezado por las exportaciones, en tanto los economistas esperan una expansión de entre 4% y 5% del producto interno bruto este año. El PIB cayó 6,5% el año pasado debido a la crisis global financiera y a la profunda recesión en Estados Unidos, el principal socio comercial de Estados Unidos.

La Asociación de Bancos de México había proyectado un crecimiento de doble dígito en los préstamos este año.

La CNBV informó que el balance de préstamos comerciales aumentó 5,3% sobre una base interanual a 928.210 millones de pesos para finales de julio; los hipotecarios ascendieron 14,5% a 349.420 millones de pesos y los préstamos al sector público crecieron 62% a 296.220 millones de pesos.