Excelsior.com.mx. En marzo de este año el saldo de la balanza comercial se redujo a un superávit de US$1.026 millones, cifra inferior en 41.4% al superávit registrado en el mismo mes del año anterior.

La reducción del superávit se debió a un incremento de 7,2% en las importaciones, superior al avance de 4,5% que sufrieron las exportaciones.

Las exportaciones no petroleras, con un saldo de US$29.578 millones, avanzaron 6,9% anual; mientras que las no petroleras sufrieron una fuerte baja de 11,1% a un total de US$3.736 millones.

Por otra parte, las importaciones petroleras también se redujeron, en 6,9% a un saldo de US$2.215 millones. En tanto, las no petroleras tuvieron un incremento anual de 9,1% a US$28.973 millones.

Las importaciones por tipo de bien muestran que persiste la debilidad en la economía interna. La importación de bienes de consumo, signo de las condiciones económicas de las familias, se redujo en 8,1%; mientras que los bienes intermedios crecieron 10,3%, y los bienes de capital 8,2%.