México, Brasil y Sudáfrica resultaron los mercados emergentes que registraron las mayores salidas de capitales en diciembre, entre las ocho economías de “mayor atractivo para los inversionistas”, advirtió el Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

De acuerdo con el reporte mensual sobre flujos de cartera hacia mercados emergentes del IIF, los ocho mercados emergentes referidos son México, Brasil, Sudáfrica, Turquía, Corea, Tailandia, Hungría e India.

Según el IIF, durante el último mes del año, este grupo registró, en conjunto, salidas por US$11.500 millones, donde US$7.800 millones se registraron en el mercado de deuda y US$3.700 millones más en el de capitales.

Ésta es la mayor salida de capitales de las economías emergentes desde el llamado taper tantrum, correspondiente a los cinco meses del 2013, tras el anuncio del entonces presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre el inicio del análisis para armar las estrategias de salida de la política expansiva.

En ese periodo, de junio a noviembre del 2013, el IIF documentó salidas de capitales por US$20.000 millones.

De confirmarse la información preliminar de la mayor agrupación internacional de instituciones financieras, en un solo mes, el de diciembre, se habría retirado 55% de los capitales que salieron durante los cinco meses de mayor volatilidad del año previo.

Detrás de la aversión

De acuerdo con datos preliminares, que serán confirmados por las mismas autoridades financieras locales de cada país a fines de febrero, el deterioro del sentimiento de los inversionistas resultó de las presiones económicas en Rusia y su impacto en la caída del precio internacional del petróleo.

Ambos eventos se sumaron a la incertidumbre ante la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos para elevar las tasas de interés.

De acuerdo con uno de los economistas en el IIF, Robin Koepke, la caída acumulada del precio internacional de petróleo desde fines de septiembre del 2014 es de 60%, lo que, según el Banco de Pagos Internacionales (BIS), es la tercera más grande en 50 años.

Sólo es rebasada por la que siguió a la quiebra de Lehman Brothers y la resultante de la crisis de los países exportadores de petróleo, de 1985.

“La confianza de los inversionistas sobre los mercados emergentes empeoró en las últimas semanas, en el contexto de la crisis cambiaria rusa y el notable declive de los precios del petróleo”, afirmó el economista del IIF al presentar el informe.

Visto por regiones, durante noviembre los mercados de América Latina resultaron los terceros más afectados por esta caída del flujo de inversiones extranjeras, detrás de los localizados en África, y Europa emergente, que fue la más golpeada.

Sólo Asia registró pequeñas entradas generales de capitales, con compras extranjeras de bonos indios que contrarrestaron las salidas del mercado accionario.

En octubre pasado el Instituto estimó que la salida de capitales de los mercados emergentes en el 2014 sumaría US$1,16 billones.