Para 2015, el gobierno federal prevé un endeudamiento neto por 573 mil 365.9 millones de pesos, cantidad equivalente a 3,1% del Producto Interno Bruto (PIB), e inferior en 0.4 puntos porcentuales respecto al déficit de 3,5% estimado para 2014, informó la Secretaría de Hacienda.

Ello significa que para el próximo año se prevé que el gobierno federal reduzca en un monto igual a la diferencia, es decir, en 0,4% del PIB, la absorción de recursos disponibles en la economía, y comience a disminuir el déficit fiscal conforme a lo programado para los próximos años, explicó.

A través del Plan Anual de Financiamiento 2015, recordó que en la Ley de Ingresos aprobada para ese año, el Congreso autorizó un techo de endeudamiento interno neto de 595 mil millones de pesos para el gobierno federal, así como un endeudamiento externo neto de hasta US$6.000M.

También recordó que como parte de la implementación de la reforma energética, a partir de 2015 tanto Pemex como CFE cuentan con sus propios techos de endeudamiento.

Precisó que a la petrolera se le autorizó un techo de endeudamiento interno de 110,5 miles de millones de pesos y un endeudamiento externo de hasta 6,5 miles de millones de dólares.

Y que a la compañía generadora de energía eléctrica se le autorizó un monto de endeudamiento interno neto de hasta 8 mil millones de pesos y un monto de endeudamiento externo neto de hasta 700 millones de dólares.

Recursos públicos

Los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del uso de recursos públicos, se estiman en 4% del PIB en 2015, informó.

En tanto, las necesidades brutas de recursos del gobierno federal para 2015, compuestas por la suma del endeudamiento neto más la deuda a contratar para el pago de amortizaciones de la deuda para el año, ascienden a 8,3% del PIB.