Durante el ejercicio anterior, ingresaron a México US$21.271,8 millones por concepto de remesas, lo que significó un aumento marginal de 0,12% respecto a 2009, indicó el Banco de México.

Pese a la gran cantidad de remesas ingresadas, la apreciación de la moneda azteca frente al dólar, provocó que las familias que se benefician de estos recursos provenientes de quienes viven en el extranjero, obtuvieran menos dinero, consigna Milenio.

De acuerdo a la información entregada por el instituto emisor, se demuestra que solo en diciembre pasado, el país reportó el ingreso de más de US$1.706 millones que significó un incremento de 9,1% con respecto al mismo mes pero de 2009, informa el mimso medio.