México DF. Una comisión de diputados mexicanos aprobó este miércoles la Ley de Ingresos del 2012 que incluye una baja en el pronóstico de crecimiento económico para el próximo año y metas más altas de déficit fiscal y tipo de cambio que las propuestas por el gobierno.

En lo que representa un paso clave rumbo al aval del presupuesto del país, diputados de la comisión de Hacienda rebajaron a un 3.3% el cálculo de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del 2012, desde el 3,5 propuesto por el gobierno, debido al incierto entorno económico global.

Los legisladores también acordaron elevar el techo de endeudamiento de presupuesto a un 0,4% del PIB, desde el 0,2% propuesto, y el del tipo de cambio promedio a 12,8 pesos por dólar, desde 12,2 pesos por dólar.

Las negociaciones del paquete de presupuesto en el Congreso han estado presionadas por la incertidumbre que prevalece sobre el rumbo de la economía de Estados Unidos, un socio comercial clave para México, y de la crisis en la zona euro.

"Estos cálculos se hicieron en el Gobierno a finales de agosto o principios de septiembre, las circunstancias han cambiado mucho desde entonces", dijo Luis Enrique Mercado, legislador del oficialista Partido Acción Nacional (PAN).

"Creo que estos ajustes responden mejor a estas nuevas circunstancias del entorno económico mundial", agregó.

Los cambios en las cifras, junto con mejoras en la recaudación fiscal, buscan dar al Gobierno recursos adicionales por 60,000 millones de pesos (US$4.460 millones) el próximo año.

La comisión mantuvo sin cambio la estimación incluida en el proyecto original de un precio del barril de petróleo en 84.9 dólares, con el que el Gobierno basa sus proyecciones de ingresos.

Se espera que la Ley de Ingresos, la primera parte del presupuesto nacional, sea votada por el pleno de los diputados el jueves, fecha límite que tiene para hacerlo. La ley debe recibir también el visto bueno del Senado a más tardar el 31 de octubre.

La Ley de Egresos, la parte restante del presupuesto, debe quedar aprobada a más tardar por los diputados el 15 de noviembre.