México DF. México creó un consejo con las autoridades económicas clave del país, que tendrá la tarea de identificar posibles amenazas para el sistema financiero y buscará evitar futuras crisis, anunció este miércoles el presidente, Felipe Calderón.

El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero coordinará la respuesta de organismos del gobierno a eventos como la crisis crediticia global del 2008/09, dijeron Calderón y el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.

"Estamos generando un espacio privilegiado para fortalecer la coordinación y el intercambio de información entre autoridades financieras del país, lo cual nos va a permitir actuar con mayor rapidez, con mayor precisión, cuando se detecten riesgos para el sistema financiero", dijo el mandatario.

Gobiernos de todo el mundo han fortalecido sus regulaciones para los mercados financieros luego de que críticos señalaran a reglas laxas como culpables de gran parte de la crisis del 2008/09.

El sector bancario mexicano está dominado por gigantes internacionales que operan unidades en el país y que incluyen al estadounidense Citigroup, a los españoles BBVA y Santander, al británico HSBC y a Scotiabank de Canadá.

Los bancos mexicanos sortearon la crisis financiera debido a que no tenían exposición a hipotecas de alto riesgo, sin embargo sus negocios de tarjetas de crédito y su portafolio de créditos al consumo han sido golpeados por incumplimientos de pago ante un incremento del desempleo.

El consejo "nos permitirá la oportuna identificación de situaciones que puedan poner en riesgo y peligro la estabilidad y la solvencia del sistema financiero mexicano", dijo Cordero durante el evento en el que se presentó el nuevo cuerpo.

Cordero también destacó reglas implementadas el año pasado para aumentar las reservas de los bancos y respaldar sus carteras de tarjetas de crédito de mayores incumplimientos.

En el 2011, reglas similares se aplicarán para aumentar las reservas para respaldar carteras de créditos al consumo e hipotecas.

México también publicará próximamente reglas que reducen los préstamos que los bancos mexicanos pueden dar a sus accionistas de control, agregó el secretario.

El Consejo está formado por el Banco de México (central), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB) -reguladora del sector-, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) y por el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB).

El secretario Cordero presidirá el Consejo.