Los especialistas en economía del sector privado ajustaron a la baja su expectativa de crecimiento del PIB para 2015 a 3,08%, en la encuesta de febrero recabada por el Banco de México.

Anteriormente preveían 3,29%, pero confiaron en que la inflación será menor en este año y se ubicará en 3,11%, mientras que hace un mes la calculaban en 3,20%.

También elevaron su previsión de tipo de cambio para el cierre de año a 14.54 pesos por dólar desde 14.18 esperado en enero. Para 2016 la subieron hasta 14.31 pesos, desde 14.09.

Bajo este contexto, prevén que marzo, abril y mayo serán los meses en los cuales el tipo de cambio esté más alto, en 14.78, 14.75 y 14.73 pesos por dólar, respectivamente, mientras que en octubre, noviembre y diciembre alcanzaría niveles más bajos, al situarse en 14.58, 14.54 y 14.52, pesos por dólar, en el mismo orden.

Además subieron ligeramente su estimación de tasa de fondeo para el cierre de año a 3.60 por ciento, desde 3.56 en enero.

El Cete a 28 días crece ligeramente en su valor esperado para 2015 hasta 3.53 por ciento, mientras que para 2016 disminuye a 4.31 por ciento.

Acerca del futuro del mercado laboral se manifestaron más optimistas en sus proyecciones de generación de empleos al calcular 688 mil plazas, cuando un mes antes esperaban 684 mil, mientras que para 2016 esperan un incremento en las contrataciones alcanzando los 744 mil nuevos asegurados.

Reacción. Los economistas de Scotiabank destacan que “la actual expectativa para el mercado laboral se mantiene sobredimensionada con respecto de los resultados en enero, tanto en lo correspondiente a empleo formal. Cuando se crearon 59 mil 784 nuevas plazas afiliadas al IMSS) como en lo relativo a la tasa de desocupación, que fue de 4.51 por ciento de la Población Económicamente Activa”.

Los especialistas encuestados por Banxico ubican a los problemas de inseguridad pública, como el principal obstáculo al crecimiento, con 24 por ciento de las respuestas y el de mayor frecuencia por décimo quinto mes consecutivo; en segundo lugar, al precio de exportación del petróleo, con 16 por ciento de las respuestas; y en tercer lugar, la debilidad en el mercado interno con 13 por ciento de las respuestas.

Otros de los principales factores que estiman que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México son la inestabilidad financiera internacional, que sube notablemente en el número de menciones.

La mayor parte de los analistas económicos considera que el clima de negocios mejorará en los próximos seis meses, destacando que la actual coyuntura es buena para realizar inversiones.

Tasas de interés. Cabe destacar que en esta encuesta no se incluyó la previsión de analistas acerca de cuándo esperan que la Reserva Federal de Estados Unidos eleve sus tasas de interés. Pero sí se detalla que prevén que en promedio el objetivo del Banco de México para la tasa de fondeo interbancario permanezca en niveles cercanos al actual de 3.0 por ciento hasta el segundo trimestre de 2015. Calculan que en el tercer trimestre dicha tasa se ubicaría en 3.32 por ciento y para el cuarto en 3.60 por ciento.

“Es importante recordar que estos resultados corresponden a las expectativas de los consultores entrevistados y no condicionan de modo alguno las decisiones de la Junta de Gobierno del Banco de México”, aclara el banco central.

Cambios. Economistas de Socotiabank, reconocieron que la expectativa de crecimiento del PIB en 2015 para México se deterioró notablemente por segunda ocasión en este año, mientras que para 2016 se observa un cambio de similar magnitud disminuyendo de 3.80 a 3.63 por ciento real. Para los próximos 10 años, la expectativa de crecimiento promedio reportada dentro de la misma encuesta, disminuye de 3.93 a 3.84 por ciento real anual.

La inflación subyacente terminará en 2015, creen los especialistas, en 2.90 por ciento anual, mientras que en enero se esperaba 2.93 por ciento, en tanto que para 2016, ésta cerrará en 3.13 por ciento, hace un mes la preveían en 3,12%.