Pasar al contenido principal
México: datos comerciales muestran debilidad externa y efectos de la depreciación
Domingo, Febrero 28, 2016 - 11:04

En enero el saldo de la balanza comercial fue deficitario por US$3.441 millones.

Ciudad de México.  El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó esta mañana la información oportuna de la balanza comercial, la cual muestra datos que no son alentadores y reflejan el deterioro de la economía externa y el impacto de la depreciación.

En enero el saldo de la balanza comercial, las exportaciones menos las importaciones, fue deficitario por 3,441 millones de dólares, superior en 5.5% al déficit del mismo mes del año anterior.

Las exportaciones alcanzaron un valor por 24,536 millones de dólares, 7.6% menos que en enero del 2015 con una fuerte caída de 49% en el saldo de las petroleras y de 4.1% en las no petroleras.

Todos los rubros de exportaciones cayeron en comparación con el año anterior, con excepción de las automotrices, que sólo aumentaron en 1.8% anual.

Las cifras de la balanza petrolera ponen en evidencia el impacto que ha tenido la baja en el precio del petróleo y la reducción del ritmo de producción de Petróleo Mexicanos. Mientras que los datos de las exportaciones no petroleras evidencian la desaceleración de la economía mundial, lo que se traduce en una menor demanda por productos de otros países.

La depreciación del tipo de cambio, que en teoría es aliciente para las exportaciones, parece no tener efecto ante la debilidad económica exterior.

Por el lado de las importaciones, el saldo fue de 27,977 millones de dólares, 6.2% menos que en enero del año pasado. Las importaciones petroleras también fueron las más afectadas, con una baja de 30.3% anual, mientras que las no petroleras cayeron 3.4 por ciento.

Dentro de los bienes de consumo, la división de importaciones no petroleras, que son reflejo de la demanda interna por productos del exterior, cayeron 5.2% en comparación anual, la primera caída en seis meses y la más fuerte desde la crisis del 2009.

En tanto, la importación de bienes de capital cayó 11.3% anual, también la tasa más alta desde la crisis.

El alza en el tipo de cambio, así como condiciones de incertidumbre y afectaciones por la debilidad económica podrían explicar la baja en las exportaciones de bienes de consumo no petroleros y de capital.

Autores

Excelsior.com.mx